Mega Rascacielos

0
149

Conquistar el cielo representa un anhelo del hombre desde el nacimiento de la propia humanidad. A través de los siglos se puede acceder a un sinfín de construcciones que dejan en claro esta aseveración. Los egipcios con sus pirámides, los romanos con sus torres, la antigua ciudad de Babilonia, todo eso da cuenta ineludible de incansables avances del ser humano para perfeccionar las técnicas de construcción y elevar colosos verticales en sus ciudades (Description in English below).

Materiales como el adobe y la piedra, más tarde el hierro y el concreto, y por último el acero ofrecieron nuevas posibilidades. Estructuras que elevaron su altura junto con sus capacidades habitacionales se convirtieron en legítimos colosos de los cielos.Hoy es común encontrar edificios que superan largamente los 300 m de altura en cualquier rincón del planeta. Pero hace poco más de 150 años esto era aún una utopía, una ilusión. La pieza que completó el rompecabezas y permitió que la altura de los rascacielos alcanzara los primeros 100 m fue el ascensor, que si bien ya existía hacía un tiempo, a mediados del siglo XIX encontró en la audacia y el ingenio de un empresario la forma de transportar personas de manera segura.

De la mano del Equitable Life, el primer edificio que contó con el novedoso «ascensor seguro», el Monadnock y el Fuller Building, pioneros en diseño y técnicas de construcción, pasando por el Empire State con su récord de 40 años como el edificio más alto del mundo, las Torres Gemelas y la Sears Tower (hoy Willis Tower), Nueva York y Chicago se convirtieron en las ciudades que marcaron el paso en la industria de los rascacielos, ya fuera como torres residenciales o como conglomerados de oficinas, centros comerciales y lujosos hoteles. Con estructuras rectangulares básicas o con diseños modernos y vanguardistas; con fachadas de hormigón o totalmente acristaladas. Las opciones de utilización, construcción y diseño se volvieron infinitas.

Asia, con su incesante crecimiento económico y financiero, se transformó en el epicentro de los rascacielos desde el siglo XXI. China es la referencia, con construcciones como la Torre de Shanghái, el Ping An Finance Center y la CITIC Tower. Aunque también Corea y Taiwán albergan en sus capitales rascacielos que se ubican entre los más elevados del planeta. Sin embargo, el mundo árabe es el que domina el cielo con el estratosférico Burj Khalifa y sus 828 m de altura que prevalecen en el árido y caluroso desierto de Dubái.

Visite Amazon para comprar su ejemplar.

Description in English: Beginning with the construction of the pyramids in Egypt or the ancient city of Babylon, man has not relinquished his desire to conquer the heavens. Essential to this has been perfecting the necessary construction techniques and developing materials as innovative as they were practical.

Thus, the invention of the “safe elevator” and emphasis on the use of steel. Examples of this are the Shanghai Tower, Taiwan’s Taipei 101 and the incredible Burj Khalifa, the jewel of the Middle East standing 828 meters high.

#ColeccionesABG #Engineering #Megarrascacielos